Para aquellos que suelen pasar mucho tiempo en casa, les resulta algo más difícil mantener la higiene de los dientes. No solo se trata de llevar a todas partes el cepillo de dientes, sino otros instrumentos adicionales. Si deseas lograr una limpieza profunda en cualquier lugar, prueba con un irrigador bucal portatil. Podrás llevarlo a donde sea sin ocupar mucho espacio ni peso.

Usar irrigador bucal portatil

Mantener saludable la zona de la boca no es una tarea bastante sencilla. La realidad es que esta cavidad suele albergar una gran cantidad de bacterias. Una de las maneras de lograr eliminarlas es a través del cepillado. Además, se complementa con el uso del hilo dental y hasta usando enjuague bucal. Sin embargo, puede lograrse mejores resultados al usar un irrigador bucal.

Este aparato es común observarlo en los consultorios odontológicos. Pero también ha sido modificado para que sea usado de manera convencional por cualquier persona. Para su funcionamiento, emite un chorro de agua a presión y pulsátil. Permite eliminar la placa bacteriana y restos de alimentos que quedan en los dientes y entre estos. Con esto, se logra una mejor limpieza de la cavidad bucal.

Irrigador bucal portatil

Pero algo que hay que destacar de este equipo, es que no puede suplantar al cepillo de dientes. En realidad se trata de un proceso complementario que permite mejorar los resultados. Es capaz de llegar a lugares donde el cepillo no logra entrar. Es de esta manera que se logra obtener una limpieza profunda. Y ya no será necesario visitar el odontólogo de manera tan regular. Aunque nunca debes olvidar realizar una cita para revisión de rutina.

Pero entre tantos modelos que existen, destaca el irrigador bucal portatil. Se trata de un dispositivo de fácil traslado que puedes llevar a casi cualquier lugar. Cumple las mismas funciones que un irrigador de mesa, con la ventaja de ser ligero y de tamaño reducido. Esto permite guardarlo casi en cualquier lugar. Se ha convertido en uno de los diseños más solicitados, logrando una limpieza profunda de los dientes cuando y donde desees.

Características de los irrigadores bucales portátiles

Resulta muy difícil trasladar los modelos de mesa. Lo que resulta un inconveniente si planeas estar fuera de casa y estás acostumbrado a realizar tu limpieza de manera regular. Los irrigadores bucales portátiles se han convertido en una solución bastante práctica en estas situaciones. Su diseño compacto permite que puedas colocarlo en tu bolso o equipaje sin problemas. Y al ser ligero, no causará molestias por peso extra.

Un detalle que resalta en este modelo, es que el tanque es de poca capacidad. Sin embargo, es lo suficiente para realizar una limpieza completa. Este se encuentra integrado al cuerpo del irrigador. Debe ser extraído para poder ser rellenado y luego devolverlo a su lugar. Pero una de las razones que lo identifica como portátil, es el hecho que funcione con baterías recargables o pilas. De esta manera puede funcionar de manera autónoma, aunque con menor potencia.

El hecho de que no tenga la misma fuerza de presión no evita que se realice de manera adecuada la limpieza. Cumple su función tal cual como cualquier otro modelo. Por lo que podrás viajar tranquilo sabiendo que la salud de tus dientes no estará comprometida. En el mango se encuentran todos los controles. Así que podrás manipular el irrigador bucal portatil con el movimiento de un solo dedo.

Además, la boquilla cuenta con la característica de girar 360º. Desde cualquier ángulo puedes limpiar tus dientes, accediendo a los lugares más difíciles. Y es posible intercambiarla en el momento que ya esté desgastada, o si compartes el dispositivo. La higiene bucal no será un problema si estarás fuera de casa por mucho tiempo.

¿Cómo funciona un irrigador bucal portatil?

El primer paso para realizar la limpieza bucal es cepillar los dientes. A través de este proceso se eliminan los restos de alimentos. También se logra combatir a las bacterias que habitan en la boca, así como ayuda a eliminar la placa bacteriana. Para que se obtengan mejores resultados, se utiliza el hilo dental para retirar todo lo que queda entre los dientes. Y se puede complementar con el enjuague bucal. Pero si buscas una limpieza profunda, el irrigador bucal portatil puede ayudarte aun más.

Para utilizarlo correctamente, retira el tanque que se encuentra en el mango y rellénalo con agua tibia. Puedes agregar enjuague bucal a la mezcla si lo deseas. Vuelve a colocar el recipiente en su posición original. Selecciona la presión del chorro del agua que deseas usar. Ahora ubica la boquilla dentro de tu boca sin que entre en contacto con los dientes o encías comenzando en el área de las muelas. Enciende el equipo para empezar la limpieza y verifica que no te genere ningún tipo de molestia.

Ve moviendo la boquilla utilizando como guía la línea de la encía. Mantén un movimiento lento para lograr limpiar cada espacio. Una vez que termines la parte frontal, realiza el proceso de manera similar en la parte interior de los dientes. Se recomienda siempre mantenerse inclinado sobre el lavamanos para que el agua no salpique por todos lados.

Cuando ya hayas terminado con la limpieza, apaga el irrigador. Tras esto, retira el tanque, lávalo y sacúdelo para eliminar cualquier humedad. Cuando esté seco, vuelve a colocarlo en el cuerpo del equipo. Guárdalo hasta que necesites usarlo nuevamente.

Comprar un irrigador bucal portátil

Considerar comprar un irrigador bucal portatil es una excelente alternativa. Te permite realizar una limpieza profunda a cualquier lugar que vayas. Y podrás guardarlo donde desees sin ningún problema. Resulta bastante sencillo de usar, y por lo general los modelos cuentan con un diseño ergonómico. Estos son algunos de los irrigadores más populares:

Waterpik WP-562EU

Irrigador portátil con sistema de recarga magnética. En tan solo cuatro horas la batería tendrá su carga completa. Y se notificará cuando se encienda el indicador LED. Su diseño permite eliminar el 99% de la placa bacteriana. Cuenta con tres niveles de presión. E incluye cuatro boquillas intercambiables y un bolso de viaje donde puedes guardar todos los accesorios y el equipo.

ESSEASON Irrigador Bucal Portátil Profesional

Integra un tanque de 300 ml, lo suficiente para completar toda la limpieza. Funciona con cinco niveles de presión, variando entre 30 a 110 psi., el empaque incluye un bolso para guardar el irrigador y todas sus piezas. Cuenta con seis boquillas, que se adaptan a distintos usos. Ideal para personas con ortodoncia o implantes dentales.

YOUNGDO Irrigador Bucal Portátil

Este equipo cuenta con un depósito de agua de 300 ml. Trabaja hasta con 1800 pulsaciones por minuto y la presión varía entre 30 a 120 psi. Esta característica permite elegir entre cuatro modos de limpieza: DIY, normal, suave y pulso. Incluye tres boquillas para limpieza dental y una para la nariz. El empaque también contiene un cable USB para poder cargar desde cualquier lugar.

Irrigador bucal portatil